Trucos para limpiar tu garaje de forma rápida

¿Necesitas limpiar tu garaje pero no sabes cómo puedes hacerlo? No te preocupes, es normal, a todos nos ha pasado alguna vez, y es que la suciedad no espera a que te prepares para recibirla. Va creciendo y se va apoderando de lo que antes era tu garaje.

De todos modos no tienes que preocuparte más porque tenemos una buena noticia para ti, puedes vencer a la suciedad de tu trastero o garaje por muy fiera que parezca, así que si no te lo crees y quieres saber más empieza a leernos ¡Te ayudará!

Qué materiales necesitarás para limpiar tu garaje

¿Pensabas que lo ibas a hacer todo con tus manos y un trapo? No señor, a grandes problemas se necesitan grandes soluciones así que aquí te dejamos una lista para que puedas preparar el material:

  1. Una limpiadora de agua a presión, puede ser de marca Karcher preferiblemente pero a grandes rasgos debería servir con cualquiera

  2. Un cubo lleno de agua

  3. Múltiples jabones y ceras

  4. Una fregona

  5. Ahora sí, un buen grupo de paños ¿Te animarás a quitar polvo?

Por supuesto además de estos materiales te recomendamos que te encargues de pedir también un kilo de paciencia y otro de tiempo, ya que si ves cómo está el nuestro en este momento…

Pasos para darle un lavado de cara a tu trastero

Limpieza de garaje

Bueno, empecemos por lo importante: Enciende la radio, o en su defecto pon tu lista de Spotify favorita y déjate llevar por el ritmo de la música. Eso sí, te recomendamos que elijas una que tenga marcha, ya que de lo contrario perderás el ritmo enseguida ¡Animo!

Primer paso

Lo primero es lo primero, encárgate de recoger ese tipo de trastos que no te interesa mojar, ya que la hidrolimpiadora se va a encargar de limpiar tu garaje de forma íntegra.

Lo mejor es que dejes este tipo de cajas y demás trastos fuera, donde no te vayan a molestar ni a ti ni a los curiosos y molestones vecinos.

Segundo paso


¿Ya has recogido todo? Genial, entonces ahora es momento de que pongas en marcha la hidrolavadora, máxima potencia y empieza a darles caña a todas las partes de tu garaje. Gracias a su potencia y a su mango podrás llegar a todos lados desde una distancia razonable ¡Hay que tener cuidado con el polvo eh!

Tercer paso

Tal y como te habrás dado cuenta la suciedad va bajando, y en especial bajará con más ganas si tu hidrolimpiadora permite el flujo de agua caliente. En ese caso tendrás un suelo súper sucio y lleno de charcos que te tocará limpiar.

No obstante no te preocupes, ese es problema de tu yo del futuro, ahora céntrate en los espacios más importantes y límpialos con un trapo y jabón. Como ves este trabajo ya es más artesanal, pero si has aplicado bien el segundo paso debería quedar poca suciedad en pie.

Cuarto paso

Una vez hayas hecho esto tendrás un bonito cuadro, por un lado la parte superior estará reluciendo como el sol mientras que tu suelo dará pena. No te preocupes, por eso te hemos pedido que cogieses una fregona.

Es momento de darle protagonismo a ese invento español del que tan orgullosos estamos, coge tu “trapo con palo” y empieza a darle el uso por el que se creó en su día.

Con alegría podrás acabar todo el trabajo en una mañana, además, para cuando acabes de fregar el suelo la parte de arriba ya estará seca, así que podrás subir las cajas y dejarlo todo como estaba.

Bueno, como estaba no, porque ahora estará luciendo impecable gracias a tu lavado a conciencia.